viernes, 28 de agosto de 2009

relieve


El vulcanismo lejos de constituir un incidente secundario de la historia de la Tierra resulta uno de los fenómenos más importantes, no sólo para dar lugar a la fisonomía actual del planeta, si no también para la composición actual de la atmósfera y las aguas marinas y por tanto, como no, para la vida. Todo ello gracias a los millares de millones de toneladas de productos volátiles que los volcanes han ido emitiendo a lo largo de la historia geológica.

El vulcanismo está íntimamente ligado con la sismicidad y ambos procesos (volcanes y terremotos) se distribuyen en zonas perfectamente estudiadas y determinadas gracias a la tectónica de placas. La actividad sísmica se concentra en las zonas donde hay un contacto entre placas, ya sea convergente (zonas de subducción), divergente (dorsales oceánicas) o transformantes (zonas con un movimiento lateral de placas). Un ejemplo claro lo tenemos en nuestra zona donde el empuje de África con respecto a Europa produce una serie de fallas a favor de las cuales se producen una cierta cantidad de movimientos sísmicos.
Magnitud en Escala Richter
Efectos del terremoto

Menos de 3.5
Generalmente no se siente, pero es registrado
3.5 - 5.4
A menudo se siente, pero sólo causa daños menores
5.5 - 6.0
Ocasiona daños ligeros a edificios
6.1 - 6.9
Puede ocasionar daños severos en áreas muy pobladas.
7.0 - 7.9
Terremoto mayor. Causa graves daños
8 o mayor
Gran terremoto. Destrucción total a comunidades cercanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada